Coordinación de Núcleos Comunistas (CNC)

El capital viene al mundo chorreando sangre y lodo por todos los poros,

de la cabeza a los pies. El Capital. Karl Marx

0. Introducción

Este documento está escrito con el objetivo de contribuir a que las organizaciones que representan los intereses de la clase obrera puedan tener instrumentos de análisis sobre la reconfiguración general del capitalismo a la que estamos asistiendo y sobre los instrumentos de dominación que utiliza la burguesía para imponerla al proletariado y a las clases populares.

La gran burguesía, como en todas las grandes crisis, para aumentar sus ganancias, adopta, a través de los gobiernos, medidas extraordinarias que permitan disciplinar a la clase obrera. Y no les tiembla el pulso para eliminar las, supuestamente, sacrosantas e inviolables libertades burguesas.

En la pasada sesión del Foro de Davos – enero de 2021 – se insistió en la idea fuerza ya proclamada en 2020: la necesidad de «un gran Reseteo» del capitalismo a escala mundial. La necesidad de cambios en profundidad se justificaba con datos como los siguientes: la deuda pública mundial ha alcanzado su cota más alta en tiempos de paz, el desempleo se dispara y el FMI espera una caída del 3 % en la economía mundial este año, un recorte de 6,3 puntos porcentuales en tan solo cuatro meses1.

Por debajo de palabras engañosas y grandilocuentes – incluso algunos hablaban de implantar «medidas socialistas» – los grandes magnates del capital valoraron que los cambios previstos para 2030 debían adelantarse, ya que el miedo originado por la pandemia había conseguido que la población estuviera lo suficientemente sometida y había aceptado sin rechistar cambios rápidos y trascendentales en sus vidas. De esta forma, las grandes transformaciones que serán introducidas, no es difícil imaginar cuáles serán – ya están en marcha – serán aceptadas sin resistencia. En otras palabras, la condición esencial para dar un puñetazo en el tablero e incrementar de forma exponencial la explotación de la clase obrera, especialmente inaceptable en tiempos de «paz», está asegurada. El pánico asegura la mansedumbre.

En este Informe pretendemos situar, en el marco general de la reconfiguración del capitalismo en marcha, algunas claves que permitan comprender la conexión entre acontecimientos como la gestión autoritaria de la pandemia, la supresión de derechos y libertades sin fundamento sanitario alguno como el pase Covid o la presión para la vacunación obligatoria, la censura de posiciones discrepantes con el discurso oficial o el control absoluto de los medios de comunicación por el gran capital.

En ese marco analizaremos el papel de los Fondos de Recuperación de la UE, como instrumento concreto en el Estado español para la implementación de estos profundos cambios, así como la necesidad urgente de desenmascarar el discurso oficial que, hasta ahora, se ha impuesto sin apenas resistencia.

En este contexto general de confusión y terror, en el que apenas aparecen posiciones de denuncia y mucho menos de valoración integral del proceso en desarrollo – incluso desde las organizaciones revolucionarias -, es apremiante la necesidad de construir una posición fundamentada de clase que confronte con la intensificación de la dictadura de la burguesía, sin precedentes desde la II Guerra Mundial.

Para ello se requiere partir de un conocimiento general de los objetivos y resortes del poder de los que disponen las élites burguesas para acometer esta gran reconfiguración de las relaciones sociales. Es evidente que para ello cuentan con la complicidad del poder político, en este caso, del gobierno central “progresista” y de gobiernos autonómicos de diferente color político. Es además llamativo que en nacionalidades como Euzkadi o Cataluña, las derechas independentistas hayan aceptado sin rechistar estados de alarma – inconstitucionales – y normas estatales sin el soporte científico más elemental. Más sorprendente aún es que las izquierdas independentistas hayan apoyado activamente estas medidas, aun a pesar de que en ambos territorios hay significativas movilizaciones en contra.

El papel jugado por la socialdemocracia en estos procesos no es nada nuevo, pero la crítica no es suficiente. Lo importante es que surja en las organizaciones que representan los intereses de la clase obrera un discurso político lo suficientemente poderoso para confrontarlas y para dar lugar a la imprescindible acumulación de fuerzas.

1https://es.weforum.org/agenda/2020/06/ahora-es-el-momento-de-un-gran-reinicio/